¿Qué es la neutralidad climática y cómo podemos alcanzarla?

En los últimos tiempos organizaciones e industrias han puesto de relieve un nuevo concepto, la neutralidad climática, algo a lo que las ciudades, así como los individuos debemos esforzarnos por conseguir para ayudar a que el medio ambiente alcance emisiones netas cero.

En este artículo, desde Green Box te explicaremos qué es precisamente la neutralidad climática y qué ventajas tiene, especialmente en términos de ecología.

Además, analizaremos por qué es imprescindible para el futuro de la vida de las personas y el planeta alcanzar la huella de carbono cero, concepto con el que también se denomina la neutralidad climática.

¡Vamos a ello!

¿Qué es exactamente la neutralidad climática?

La neutralidad climática hace referencia a la perspectiva de que las emisiones netas de gases de efecto invernadero (CO2, CH4, N2O… etc.) se mantengan en unos niveles equilibrados y sean igualados (o más bajos) a las que se retiran por medio de la absorción natural del planeta. Es decir, supone que minimicemos nuestras emisiones de gases de efecto invernadero a través de políticas y medidas climáticas.

Significa reducir las emisiones a cero, algo que dirige tanto a los individuos como a las empresas. Ahora bien, muchas industrias no puedes disminuir sus emisiones a cero de inmediato, puesto que haría falta unos cuantos años para invertir en los recursos tecnológicos y modificar los hábitos que son necesarios para la neutralidad climática.

Transición hacia una neutralidad climática

Como parte del proyecto, las grandes empresas españolas del sector industrial representadas por AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento) y UNESID (siderurgia), han manifestado su compromiso con la transición justa hacia la neutralidad climática y su acuerdo en cumplir los objetivos acordados en el Parlamento Europeo en el Pacto Verde Europeo.  

El objetivo es que todos los sectores adopten medidas  (como el paso a energías renovables o la eliminación de plásticos de un solo uso) para minimizar su impacto en el medio ambiente y el planeta.

El Pacto Verde Europeo: conseguir emisiones netas cero para 2050

En conformidad con la Ley europea del Clima, dictada en 2021 y que se integra en el Pacto Verde Europeo, la Unión Europea transformó el compromiso político de conseguir la neutralidad climática para 2050 en una obligación legal. Asimismo, definió la reducción de las emisiones para el año 2030 en como mínimo un 55%.

Abordar el desafío climático y alcanzar la neutralidad de carbono

Hay diferentes formas de conseguir el equilibrio mencionado en el Pacto Verde Europeo. Lo más conveniente implica no emitir más dióxido de carbono (CO2) del que pueden asimilar de forma natural las plantas y bosques del ecosistema, que actúan como un sumidero de carbono por medio del proceso de fotosíntesis. Los bosques absorben CO2 atmosférico y lo convierten en oxígeno contribuyendo a frenar las emisiones.

¿Cómo se puede alcanzar la neutralidad climática de carbono?

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sostiene que tenemos la posibilidad de llegar a la neutralidad de carbono en 2050 y reducir el calentamiento global a 1,5º C, sin embargo alerta de que alcanzarlo exige de cambios sociales y políticos extraordinarios y sin precedentes. En una de las últimas comunicaciones de la ONU, se menciona que los cambios deben centrarse a corto plazo en:

  • Delimitar un precio para las emisiones de CO2 que permita destinar inversión en su desaparición y en el crecimiento de alternativas de emisiones reducidas, como las energías renovables.
  • Terminar con la edificación de nuevas centrales eléctricas de carbón, responsables en buena parte de las emisiones nocivas de gases de efecto invernadero.
  • Delegar la carga fiscal de los ingresos al carbono de los contribuyentes a los contaminadores.

 

En el caso del sector de logística y transporte, el uso de sistemas de embalaje de plástico reciclable como Tradepallet podría ayudar a minimizar las fuentes de contaminación de las organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *