Ecologística para reducir la huella ecológica en el transporte

Reducir los niveles de contaminación y la huella ecológica del transporte de mercancías por carretera es uno de los grandes objetivos impuestos por la Unión Europea para facilitar el bienestar global del planeta. La legislación ambiental europea es cada vez más exigente y, en concreto, el sector del transporte tiene el objetivo de reducir sus emisiones cerca de un 70% hasta 2050.

La ecologística, también conocida como logística verde, es la aplicación de soluciones y mejoras que ayuden a reducir el impacto medioambiental en las actividades logísticas. Esto es, utilizar materiales reciclados o de procedencia natural para la distribución de mercancías, así como aplicar la tecnología de manera que contamine lo menos posible durante toda la cadena de distribución.

Ya pudimos ver iniciativas empresariales, como Coolrail, para ofrecer un transporte más sostenible. Este es el primer tren frigorífico que transporta directamente las furtas y hortalizas desde España hasta Holanda. Esta iniciativa tiene como principal objetivo reducir el tiempo de entrega de las mercancías, así como reducir las emisiones de CO2 hasta un 90% con respecto al transporte de carretera.

Ecologística y logística inversa

La ecologística podría definirse como la utilización de materiales reciclados en los procesos de fabricación de productos y en la aplicación de procesos que disminuyan la contaminación y el impacto medioambiental en los procesos logísticos de las empresas.

La logística verde está estrechamente relacionada con la logística inversa. Esta última es un proceso empleado por muchas empresas de logísitica para optimizar las actividades postventa que permite ahorrar costes y recursos medioambientales.

 

Este proceso se encarga de la recuperación y reciclaje de los distintos envases y embalajes para convertirlos en nuevos materiales, alargando así la vida de estos durante el mayor tiempo posible y disminuyendo considerablemente el volumen de desechos.

Aunque ya son muchas las empresas que conocen los beneficios tanto económicos como medioambientales de aplicar estos procesos en su cadena de distribución, todavía existen empresas que no tienen en cuenta el ahorro que pueden lograr recuperando el valor de los materiales. Una logística inversa bien aplicada no debe verse como un gasto, sino como una inversión a largo plazo.

Las empresas que pertenecemos al sector logístico debemos asumir este compromiso con el medio ambiente y buscar alternativas sostenibles para minimizar lo máximo posible el impacto de nuestra actividad en el medio ambiente.

En Greenbox y Tradepallet contribuimos a alcanzar los objetivos de la Economía Circular mediante el uso de materiales reciclados. Además, trabajamos mediante el proceso de logística inversa, que nos permite conseguir optimizar las actividades postventa de la empresas y ahorrar costes y recursos medioambientales.

¿Cómo contribuimos a la ecologística?

  • Todos los materiales que componen nuestro sistema de embalaje (GreenBox) son reciclados, reciclables o procedentes de recursos sostenibles certificados.
  • Nuestros productos reducen la cantidad de materias primas utilizadas para el embalaje de las mercancías. Una única unidad de GreenBox equivale a 8 unidades de cajas de cartón.
  • Gracias al diseño de nuestros embalajes reducimos considerablemente las pérdidas del producto transportado.
  • Nuestro embalaje GreenBox cuenta con la mejor relación tara/carga útil del mercado. Este sistema de embalaje ya tiene incorporado nuestro palet de plástico de tan solo 2,9kg, por lo que no se hace necesario el uso de palés inferiores e intermedios. Esto permite transportar una mayor cantidad de producto y reducir el número de viajes en camión.
  • Facilitamos la reutilización de los productos cuando llegan al final de su vida útil. Trabajamos mediante logística inversa para recuperar el material usado y convertirlo en nuevos embalajes de calidad.

Predecir el futuro del medio ambiente dependerá de las acciones que tome la industria y de su implicación con la huella ecológica. El sector logístico es uno de los principales sectores que influyen sobre el medio ambiente y tiene un  gran reto por delante: evitar la eliminación descontrolada de los residuos y reducir considerablemente los niveles de CO2 y el calentamiento global. Y esto solamente podrá conseguirse mediante la concienciación de todos y cada uno de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *