Buenas perspectivas para la campaña de melón y sandía en España

La pandemia del coronavirus no consiguió frenar el consumo de frutas y hortalizas. Al revés, el sector hortofrutícola se mantuvo en alza durante la crisis sanitaria y según previsiones del sector, el fin del confinamiento no supondrá el cambio de esta tendencia.

Durante estos próximos meses, se prevé un aumento en la compra de los productos frescos más asequibles para las familias, como la sandía y el melón. José Luis Gómez, director comercial de Sol Levante, estima que este año su empresa producirá ente 20 y 22 millones de kilos de sandías y entre 3,5 y 4 millones de kilos de melón.

Campaña de melón y sandía en la Región de Murcia

Los productores de melón y sandía vinculados a Proexport, la Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizadas de la Región de Murcia, aseguran estar registrando muy buenas calidades del producto desde el comienzo de la campaña 2020.

El presidente del Comité Setorial de Melón y Sandía de la Asociación asegura que el producto viene con un sabor y calidad excelente a pesar de las tormentas de los últimos meses. Durante la actual campaña del melón, Murcia contará con una superficie de cultivo similar a la de la temporada pasada y, en cuanto a la superficie de la sandía, a pesar de tener una tendencia creciente los últimos años, este año será ligeramente inferior.

Gran parte de la producción murciana de melón y sandía se exporta. En esta campaña, según estimaciones de Proexport, el 42% de los melones que se exportarán corresponden con el tipo Galia, y le sigue el tipo Amarillo, Cantaloupe, Charentais y, por último, el melón tipo Piel de Sapo, el favorito en el mercado nacional. En cuanto a los principales destino de exportación del melón de origen español, Francia es el mercado más importante, siguiéndole Alemania y Reino Unido.

El mercado de la sandía, por su parte, escoge Alemania como el país más importante en volumen de exportación, seguido por Reino Unido y Francia.

Cambios en las tendencias de compra

Es imprescindible conocer los hábitos de consumo de los distintos mercados para adaptarse y abastecer a este nuevo consumidor. Tras la pandemia del coronavirus, la tendencia en la demanda de alimentos en muchos hogares irá ahora hacia productos más asequibles y frescos, donde entran en juego la sandía y el melón al tratarse de productos accesibles para todos.

El sector se enfrenta a un consumidor que exige cada vez más productos frescos, saludables y de proximidad. Por suerte, en España el cultivo del melón y la sandía se practica en casi toda la península (a excepción de Galicia y el norte de España) y es uno de los países que mejor rendimiento obtiene en sus principales zonas productoras como Almería y Murcia.

También está cambiando el formato de venta. Desde el sector aseguran que la sandía se vende cada vez más en mitades y cuartos y menos en piezas enteras. Por una parte, por la incomodidad de cargar con sandías enteras, y por otro lado, porque así los consumidores se aseguran de comprobar la calidad del producto antes de comprarlo.

A menudo se piensa que una sandía de colores vivos y cargada de brillo estará mejor, sin embargo, esta creencia es falsa: cuanto menor grado de brillo tenga, más oscura y menos tonalidades de color verde tenga su corteza, mejor será su sabor.

Desde Sol de Levante, centrada en la producción de sandía y melón entre otros productos, también aseguran que dar golpecitos funciona. “Si el sonido es contundente y hueco, tendremos una sandía en su punto de maduración ideal, si por el contrario el sonido es flojo, la fruta aún no estará madura”, aseguran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *