Embalaje de producto optimizado para evitar las pérdidas de producto en el transporte de mercancías

Uno de los papeles más importantes del embalaje es la seguridad y protección del producto en el marco del ciclo de distribución a fin de prevenir pérdidas de producto e incidencias a lo largo del transporte de mercancías.

Sin embargo, con miras a proteger el paquete y que este no se vea afectado por posibles impactos como compresiones, caídas, humedad o vibraciones, muchas empresas por desconocimiento utilizan un embalaje desmesurado para sus mercancías, produciendo sobrecoste e impacto ambiental inapropiado.

A la inversa, debido del mismo modo al desconocimiento de los riesgos de la logística de distribución, muchas compañías infraenvasan sus mercancías, elevando igual los costes de embalaje, dado que en el momento en el que se produce una incidencia en el transporte, deben reenviar el paquete de nuevo, al mismo tiempo que dañan su imagen corporativa y la experiencia del cliente o el consumidor en el punto de venta.

¿Cómo conseguir rentabilidad comercial a través de un embalaje óptimo?

Por esta razón, para que las empresas obtengan rentabilidad es esencial que consigan un término medio entre los costes del packaging y la inversión vinculada a posibles incidencias a lo largo del transporte de mercancías como resultado de un embalaje de producto que no está optimizado, ya sea por un excedente de envasado o como consecuencia de un embalaje deficiente.

La solución en este sentido se centra en llegar a un equilibrio en el que se proteja el producto mediante un diseño de envasado eficiente, con vistas a reducir los costes totales y aumentar la rentabilidad.

 

La solución de un embalaje eficiente durante el transporte y almacenamiento de la carga se convierte en un factor fundamental para que la empresa sea competitiva en el mercado. Y es que, en el momento actual, las compañías tienen que tener en cuenta requisitos legislativos referentes a la sostenibilidad ambiental en el transporte de mercancías por medio de diseños de packaging reutilizables, reciclables y/o fabricados de materiales fácilmente reutilizables.

Pero ¿Cómo optimizar el embalaje y envasado de producto para evitar pérdidas de producto e ir hacia un modelo de distribución sostenible?

  1. La protección del producto y los materiales utilizados en el embalaje
  2. La optimización de envasado, que a la vez ayuda a optimizar el espacio de carga para el transporte y almacenaje del producto.
  3. El paletizado, que debe ser robusto para evitar que la mercancía se mueva y/o desestabilice durante el transporte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *