Expectativas del cultivo de sandía y melón 2020

A pesar del descenso de cotización de la pasada campaña de la sandía, el sector continúa confiando en el futuro de su cultivo que tanto ha crecido en los últimos años, tanto en volumen como en variedades para su comercialización, que se han ido desarrollado con el objetivo de continuar con este crecimiento positivo de la demanda.

Durante la pasada campaña, esta tuvo un descenso de cotización de hasta un 30% debido a los costes de producción, especialmente de la semilla, y del exceso de oferta. También, las bajas temperaturas fue una de las causas principales de este descenso.

El cultivo del melón, por su parte, continua en declive a nivel global. Como novedad, la variedad Piel de Sapo está tomando cierto protagonismo en regiones productoras como Murcia y Almería donde anteriormente era casi inexistente. Además, sigue teniendo la exportación como asignatura pendiente.

Se considera necesario vertebrar el sector en términos de volumen y continuar desarrollando variedades de estos cultivos que destaquen en sabor y en productividad.

Evolución sandía y melón por zonas productoras

El cultivo de melón y sandía se practica en casi toda la peninsula, a excepción de Galicia y el norte de España.

La sandía prefiere climas muy templados, por lo que debe buscarse para su cultivo zonas cálidas. De hecho, incluso las heladas más débiles podrían llegar a perjudicar su campaña.

El melón, por su parte, necesita una gran cantidad de calor y una atmósfera que no sea del todo húmeda por ser una planta originaria de países cálidos. También es una planta sensible a las heladas de primavera.

La revista Especial Fruit Logistica 2020, consultada en Revista Mercados, publicó el pasado mes de enero la evolución de estos cultivos por tres regiones productoras: Almería, Región de Murcia y Castilla – La Mancha.

Fuente: Especial Fruit Logística enero 2020

Zona productora: Almería

Melón

En el caso del melón, a pesar de ser un cultivo en declive, se espera que para la próxima campaña aumente ligeramente su superficie. Esto es debido a que hay agricultores que se centran en este cultivo como recurso de primavera para intentar mejorar sus resultados tras la débil temporada de hortícolas del pasado invierno.

En este sentido, José Ruiz, el responsable de melón negro del Grupo Agroponiente, declara que este año puede haber una apuesta importante por el melón en Almería.

Las variedades Galia y Cantaloup, que hasta ahora habían sido las más representativas de la provincia, han sido desbancadas por la producción marroquí y el auge de la sandía. Por otro lado, el melón Amarillo está principalmente dirigido al mercado alemán. La tipología Piel de Sapo es la única variedad de melón que actualmente se considera en crecimiento en la provincia.

En palabras de Andrés Góngora, el responsable estatal de Frutas y Hortalizas de COAG, la semilla y todos los costes de producción del melón son más económicos que en otros cultivos porque apenas requiere de mano de obra y sus cuidados no son exigentes. Esto provoca que los productores que van a ciclo largo se arriesguen más.

Sandía

Por otro lado, la sandía, con más de 10.000 hectáreas, se ha convertido en el tercer cultivo de la provincia y para esta próxima campaña se espera mantener su superficie.

Según el informe de Cajamar, la campaña de 2019 experimentó una drástica reducción de más de un 30% de las cotizaciones, aunque aumentó la oferta en un 20%. Las causas de esta caída se justifican con las bajas temperaturas.

Para esta campaña, además,  ha habido una fuerte subida del coste medio de la semilla de sandía.

Zona productora: Región de Murcia

Según Miguel Padilla, el presidente de COAG de Murcia, en los últimos cuatro años el nivel de costes han subido un 30%, especialmente en la sandía, de la que solamente la semilla ya cuesta 80 céntimos.

El cultivo del melón y la sandía en esta zona está experimentando la subida de los costes de producción que, además, no se ven reflejados en el producto final. También destaca la carencia de agua en la zona. Como aspectos positivos, destaca el éxito de la variedad de sandía Fashion en los mercados europeos y el crecimiento de nuevas variedades de Piel de Sapo pequeñas.

Zona productora: Castilla – La Mancha

El volumen del cultivo de la sandía ha superado al del melóin debido al aumento de la productividad de sus distintas variedades, a pesar de doblar el número de hectáreas. Aun así, el sector no pierde la esperanza en el cultivo del melón gracias a su variedad Piel de Sapo porque sabe que existe una oportunidad de desarollo.

La tipología de Piel de Sapo destaca por su sabor y cuenta con la fortaleza de cubrir una ventana única en Europa, aunque tiene muchos inconvenientes para su correcto desarrollo. Por el momento, el sector consiguió escalonar la oferta en tres meses y poder ajustar la oferta del melón a pesar de que las cotizaciones en campo de la pasada campaña estuvieron por debajo de costes.

Los retos del melón en esta zona productora podrían resumirse en cuatro: el fomento de la exportación con el esperado apoyo de la Administración; vertebración del sector para que el exceso de oferta no hunda rápidamente las cotizaciones; obtener la extensión de norma para poder acceder a las ayudas europeas; y evitar el fraude en el etiquetado como melón de La Mancha cuando todavía no ha empezado la campaña.


Fuente: la información para elaborar este artículo ha sido extraída de la revista Especial Fruit Logística 2020 publicada el 27 de enero del mismo año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *