La importancia de evitar el exceso de embalaje

El embalaje es utilizado para proteger las materias primas, los productos intermedios y los productos de venta. Para cualquier transporte de mercancías se hace uso de los embalajes y estos generan una gran cantidad de residuos. Por ello uno de los principales objetivos que se plantean en los es reducir la cantidad de embalaje. De esta manera, se busca reducir los residuos de embalaje resultante.

El exceso de embalaje produce gran cantidad de residuos que podrían haberse evitado. Esto recibe una negativa respuesta por parte del consumidor que afecta de manera directa a la imagen de marca. Sin embargo, usar un correcto embalaje garantiza que la empresa transmita una imagen de confianza. Esto muestra el gran peso que supone la responsabilidad con el medio ambiente.

En este sentido, la experiencia del cliente en el momento de la entrega es primordial para que este vuelva a confiar en el servicio. Algunos de los aspectos más valorados son la velocidad de entrega y las condiciones de llegada del embalaje y product. El volumen de packaging y si este es o no reciclable es también tenido en cuenta.

Para embalar y proteger bien un producto no es necesario usar tanta cantidad de embalaje. Ya hay empresas que han empezado a corregir estos aspectos, como Amazon, que lanzó el nuevo protocolo de packaging. Este es el Amazon Frustation Free (Empaque Certificado Abrefácil).

¿Qué es Amazon Free Frustration?

Amazon recibía críticas por parte de sus consumidores. Estos recibían productos dañados durante el transporte o con un packaging exagerado y difícil de abrir. Por ello tuvo que establecer un nuevo sistema de envío de sus paquetes que no incluyera materiales de empaque excesivos.

A través de este nuevo protocolo, Amazon envía sus productos en un embalaje que es sencillo de abrir. Los materiales son respetuosos con el medio ambiente o reciclables y que puede enviarse en su packaging original. Esto elimina la necesidad de usar embalajes adicionales.

Así, la empresa pretende eliminar los costes adicionales que suponen las devoluciones. Le permite también reducir los costes evitando el embalaje innecesario y disminuir los costes de transporte. Se reducen los residuos a lo largo de toda la cadena de distribución y mejorar la experiencia del usuario.

Soluciones eco-friendly para el transporte de productos

Un embalaje ajustado al consumo y producto podrá reducir los costes de transporte y las emisiones de carbono.

Al usar Green Box disminuye la repercusión de embalaje por kg de fruta enviada (Green Box cuenta con la mejor relación tara/carga útil del mercado). Se reducen las pérdidas por producto transportado y se ahorra en logística. Esto sucede al simplificar la carga sin palés inferiores e intermedios.

Además, se consumen menos materias primas en su fabricación, reutilizando y reciclando todos los componentes del sistema:

Greenbox

Otras soluciones como el pool de plástico tienen un índice de retorno de 1/3 (1 camión desmontado equivale a 3 montados). Con Green Box el índice de retorno es de 1/10 reduciendo considerable los transportes del material usado.

Nuestras tres soluciones de embalaje (Green Box 50, Green Box 70 y Green Box 100) están fabricados con materiales 100% reciclables o procedentes de recursos sostenibles certificados. Su estructura principal es de madera procedente de plantaciones con certificado PEFC, sus laterales de cartón fabricado con papel reciclado y en la base incorpora un palé de plástico de polipropileno 100% reciclado y reciclable.

Están diseñados para ser robustos y duraderos, sin incidencias en el transporte, fáciles de reparar y reutilizar, fáciles de desmontar y fáciles de reconvertir en otros productos.

Green Box sirve como expositor en tienda. Esto evita el re-empaquetado, mejora las ventas y contribuye a una mejor rotación del producto al estar en sitios más visibles.

Mejora la experiencia del cliente

El factor más importante a la hora de elegir el material de embalaje más adecuado para el transporte de cualquier mercancía es el buen conocimiento del producto, así como de su ciclo de distribución y almacenaje al que será expuesto.

Como hemos visto, acertar con el embalaje no solo ayuda a contribuir con el medio ambiente, sino que también mejora la experiencia del cliente, que buscan cada vez más embalajes respetuosos con el medio ambiente.

En este sentido, se espera que haya un cambio en el comportamiento de compra de los consumidores, que consideran al plástico como el gran culpable de la creciente cantidad de residuos existentes en el planeta, cuando en realidad este material es 100% reciclable. El verdadero problema es la incorrecta gestión que se hace de este. El actual modelo de producción y gestión de bienes, recursos y servicios busca potenciar su consumo a corto plazo, y esto es lo que genera tantos desechos.

Quizá te interese leer Palé de plástico reciclado: apostemos por la sostenibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *