Transporte de mercancías y la información electrónica

La Unión Europea publicó este verano los nuevos reglamentos para el transporte de mercancías y todo lo relacionado con la información electrónica. Todas y cada una de las medidas que se recogen en el Reglamento 2020/1056, de 15 de julio de 2020 tienen un objetivo: facilitar y promover la comunicación entre las autoridades competentes y los agentes económicos. ¿Cómo? Mediante herramientas y procesos electrónicos.

El sector del transporte se ha ido modernizando desde años atrás y, con este nuevo reglamento de la UE, la comunicación mejorará y, al mismo tiempo, se estará trabajando en procesos más ecológicos y sostenibles. Para los operadores económicos, el uso de comunicaciones electrónicas y el intercambio de información reglamentaria relativa al transporte de mercancías (IETM), tendrá un impacto positivo. Todos y cada uno de estos procesos de intercambio de información mediante procesos electrónicos reducirán los costes administrativos y también será más efectivo para las autoridades competentes. Esto implica que todos los Estados miembros de la UE podrán intercambiar información para ser más conscientes del sector del transporte de mercancías y poder aplicar medidas a nivel europeo.

Digitalización del transporte de mercancías: objetivo

La Unión Europea y las autoridades competentes han aprobado este Reglamento con el fin de mejorar la eficiencia del transporte y su logística. Ambos factores son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de este sector. Sin olvidarnos de la competitividad de la economía de la UE y su funcionamiento en cada una de las regiones que conforman Europa.

El objetivo principal de este nuevo ordenamiento es promover la digitalización del transporte de mercancías y su logística para conseguir así reducir costes administrativos. También se pretende mejorar las capacidades en la ejecución de las autoridades competentes en materia de transporte de mercancías a nivel europeo y aumentar la sostenibilidad del sector.

En ocasiones no se es consciente de todos los costes administrativos que conlleva el movimiento de mercancías y el transporte de estas, alrededor de las regiones de la Unión Europea. La cantidad de documentos que son necesarios, tanto entre empresas, como para las autoridades es muy elevada. El formato papel ya no es necesario y representa una importante carga administrativa para los operadores logísticos y un coste adicional. Y este coste lo notan día a día, sobre todo, las pymes. Sin olvidarnos del medio ambiente y lo que supone el uso indiscriminado del papel. Además, simplificar el intercambio de información a través de la digitalización de la información con sus especificaciones comunes facilitará la comunicación entre las autoridades competentes y los operadores económicos.

España ya está dentro

Nuestro país ya está en pleno proceso de cambio y la digitalización en todo lo relativo a la documentación y procesos administrativos ya está en marcha. El Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana ya se ha puesto en contacto con la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) y con algunas asociaciones del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) para que la aplicación de este nuevo reglamento sea una realidad cuanto antes.

Todas y cada una de las empresas que formamos parte de la economía española, europea y mundial debemos ser conscientes de la importancia de la sostenibilidad y del cuidado del medio ambiente. Cada vez somos más conscientes de todas las acciones que están en nuestra mano para que un mundo mejor sea posible. Empezando por aplicar políticas sostenibles como puede ser la lógica inversa en los procesos y formar parte de la economía circular para reducir el impacto que causamos en nuestro entorno.

greenbox logística inversa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *