Conoce más a fondo el Polipropileno, el material de Green Box

El uso del plástico reciclado está a la orden del día y es que ya son muchas las empresas que se han dado cuenta de la necesidad de utilizar de forma responsable todos los recursos que la tierra nos ha dado. En GreenBox SL queremos realizar las cosas bien desde el primer momento y por ello solamente utilizamos plástico reciclado Polipropileno

El plástico reciclado Polipropileno es un termoplástico de baja intensidad, que se obtiene con la polimerización del propileno. En el día a día solemos encontrarnos este tipo de plástico en productos de consumo habitual como pueden ser botes de plástico, bolsas de patatas, botes de yogur o tapas de las botellas, entre otros. Se trata de un buen plástico si el uso que se le va a dar es alimentario.

Ejemplo de un palet de plástico GreenBoxSL
Ejemplo de un palet de Polipropileno GreenBox

Características del polipropileno


Hay muchas personas que aún no creen que el plástico puede formar parte de una estrategia de embalaje sostenible. Pero esto es porque todavía no conocen los beneficios que tiene para el medio ambiente utilizar el polipropileno. Se trata de un componente químico que se puede llegar a reciclar hasta 6 veces y que tiene un impacto medioambiental muy reducido comparado con las soluciones de madera.

Pero no solo se caracteriza por esta propiedad, sino que el plástico polipropileno tiene estas otras ventajas que te explicamos a continuación.

Ventajas del polipropileno


  1. Funciona como barrera frente a los aromas y los sabores: lo que hace que sea una excelente decisión a la hora de proteger los alimentos. Es perfecto para almacenar productos al aire libre, pues no pierden esos matices tan interesantes que deben de mantener y conservar para que el producto luzca reluciente y sepa como el primer día..

  2. Impermeabilidad: Al polipropileno no le afecta ninguna condición climática adversaEn Green Box SL conocemos las necesidades de nuestros clientes y creemos que este factor es un grave problema en la industria. Los palés de madera no pueden dejarse al aire libre debido a su capacidad de absorber la humedad, que hace que se estropeen antes de tiempo, dañando así a los productos. 

  3. Capacidad de resistencia. Los tradepallets de Green Box pueden resistir pesos de hasta 400kg. Lógicamente, esta rigidez hace de los palés de polipropileno sean los más seguros a la hora de transportar alimentos o productos envasados.

  4. Resistencia a las altas y bajas temperaturas: Este material también tiene una buena resistencia a las temperaturas, por lo que pueden envasarse productos en caliente, en caso de que fuese necesario.

  5. Material liviano: Además, se trata de un material muy ligero, lo que facilita su manejo durante toda la cadena de distribución. Pesa solamente 2,9kg, frente a los 30kg de media de los palés de madera. Esto permite transportar más cantidad de producto y, por tanto, reducir el número de viajes y el consiguiente ahorro de combustible y emisiones de CO2.

  6. Impacto medioambiental mínimo: Los procesos más modernos de producción de PP carecen de efluentes líquidos o gaseosos. Al estar constituido en un 99% por carbono e hidrógeno, elementos inocuos y abundantes en la naturaleza, este plástico resulta no contaminante químicamente.

Apuesta por este material


Apostar por el polipropileno es apostar por el futuro. No solo estás contribuyendo a que tu empresa vaya a mejor sino que el mundo en el que vives vaya a mejor. Es una magnífica opción si lo que quieres es transmitir el valor de una empresa ecológica y sostenible, empezando desde la logística..

Si te interesa saber más sobre el impacto medioambiental de los embalajes de Green Box, consulta nuestro artículo: ¿Cómo ayuda el packaging sostenible a la protección medioambiental».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *