Comienza la campaña de sandías y melones de primavera

Los asesores de campo que realizan los seguimientos de los agricultores y que planifican los cultivos, ya habían previsto un adelanto de la campaña de sandías y melones de la primavera de este año. Tendrá lugar desde principios de abril hasta el final del verano, con posibles alteraciones por condiciones meteorológicas.

La causa de este adelanto de casi un mes es el registro de altas temperaturas y los buenos cuajes en las plantas. Es importante conocer en profundidad sus causas, consecuencias, y la mejor forma de embalaje, transporte y almacén de estas frutas.

La superficie de cultivo del melón ha aumentado un 8%, alcanzando las 2.473 hectáreas en 2019 (era de 2.290 hectáreas en 2018). Las toneladas esperadas para el ejercicio de este año alcanzarán las 99.800, siendo el año pasado de 93.500. En cuanto a la sandía, su superficie aumentará en un 3% hasta las 10.100 hectáreas, siendo su campaña de sandías de 580.000 toneladas.

Se prevé, como consecuencia al aumento de producción, un auge en la comercialización y en el número de mercados al que van a llegar estas frutas.

campaña sandía y melon greenbox

¿Cómo se ha conseguido este aumento?

Una de las razones del aumento en la producción y en la cuota de mercado ha sido la planificación de cultivos, diseñada para garantizar el suministro estable de campaña de sandías y melones de calidad.

El compromiso con los agricultores garantiza realizar seguimientos y asesorar sobre la técnica de cultivo adecuada. El centro de recogida de estas frutas ha de situarse cerca de los cultivos del agricultor.

También las exigencias de los consumidores influyen. Se extienden tendencias como la campaña de sandías sin pepita que pese alrededor de 4 kilos. Se amplía la oferta para garantizar que se cumplan estas exigencias alimentarias de los consumidores.

Como ya hemos comentado, las altas temperaturas inciden en este aumento de producción y comercialización.

La sandía es la fruta de primavera por excelencia. Cuanta más fiabilidad y garantías de calidad y salud presente, mayor cuota de mercado alcanzará.

Campaña de sandías y melones: iniciativas

“No cortes en verde” es la campaña que intenta promover la venta del melón y la sandía cuando se encuentra en su punto de maduración exacto. Promovida por la Junta de Andalucía junto con Hortyespaña y en colaboración con el sector hortofrutícola. Su objetivo es concienciar a los agricultores para que ofrezcan la mejor calidad de estas frutas.

Esto está directamente relacionado con el momento de la cosecha. Ha de estar lo más cerca posible de su momento de maduración en la misma planta. En 2018, 145 inspecciones consiguieron que se cumplieran los mínimos de azúcar, maduración y calidad.

El agricultor tiene que conocer el manejo y tiempos de cultivo. Pero también saber qué es lo que demandan los consumidores. Es importante garantizar el sabor y la calidad de la fruta. El refractómetro es la herramienta que mide los grados brix de azúcar de cada melón. El abonado es otro de los parámetros a seguir, con potasio para elevar la conductividad y acumular azúcares.

campaña sandia melon hortyfruta
Fuente: Hortyfruta

«Comercializar es vivir» es otra campaña, en este caso de la Interprofesional de Melón y Sandía de Castilla-La Mancha. Se centra en la comercialización del melón y la sandía. Precisamente por este aumento del producto es necesario organizarse.

Una vez tengamos el producto de calidad, y teniendo en cuenta el auge de la producción, la actual oferta puede atascar el mercado. En esta campaña se habla de estimular el consumo, la promoción y la exportación como medidas para «desatascar» la comercialización.

El embalaje de palets de melón y sandía

Los melones y sandías presentan una forma ovalada o esférica. Su peso por unidad es bastante elevado. El frío puede ser dañino para su conservación hasta la comercialización. Sus características exigen que los palets en los que se comercializan cumplan ciertos requisitos. El palet ha de asegurar la carga para que no se mueva y quede estable y que lo proteja del frío en determinadas zonas. Y esto ha de cumplirse tanto en almacén como en transporte y en tienda.

Green Box  G50, G70 y G100  son los contenedores para productos agroalimenticios perfectos. Cada uno almacena 80 kg, 120 kg y hasta 200 kg de carga. Su diseño es óptimo para cítricos, melón, sandía, patatas… Son espaciosos pero compactos a la vez, consiguiendo que los melones y sandías no sufran durante el transporte. Su robustez y estabilidad garantiza un transporte sin incidencias siendo también la opción más eficiente y rentable del mercado.

campaña sandia y melon greenbox

Una de las premisas de las que parte Green Box es facilitar el trabajo a las personas. Diseños sencillos y económicos que harán más fácil el trabajo desde el cultivo llevado a cabo por agricultores, su transporte hacia la comercialización, almacenaje y venta en tiendas.

¿Necesitas más información? Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *